Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere asfixiado un hombre que intentó entrar en España en el maletero de un coche

Un joven marroquí de 27 años, que respondía a las iniciales N.M., ha muerto por asfixia cuando intentaba entrar en España escondido en el maletero del coche de su hermano, quien ha sido detenido, acusado de homicidio involuntario. El inmigrante estaba oculto en un coche que viajaba a bordo de un buque que reaizaba el trayecto Melilla-Almería.

El representante del Ejecutivo en la provincia ha detallado que A.M., de 34 años, francés y hermano del fallecido, fue quien encontró a la víctima "agonizando" en el interior del equipaje cuando fue a comprobar el estado en el que se encontraba poco antes de desembarcar sobre las 21,00 horas en el puerto almeriense. "En un habitáculo tan pequeño, el oxígeno se consume muy rápido", ha observado.

   En este sentido, ha recordado que el conductor del vehículo, que conocía la presencia de su hermano en el interior del coche, ha sido detenido. Según han explicado a Europa Press fuentes policiales, el hombre está acusado de un presunto delito de homicidio involuntario y pasará este martes a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Almería.

   García Lorca ha lamentado la muerte del joven, quien se encontraba en el interior de una maleta "grande" en la que "podía ocultarse perfectamente un adulto", si bien ha rechazado en un primer momento que se haya podido producir algún error en la revisión de equipajes durante el embarque en Melilla en el que no se hubiera detectado la presencia del polizón y ha estimado que hiciera únicamente "parte del trayecto" en la maleta.

   "Se ha podido acceder al barco por 28.000 sitios", ha indicado el subdelegado, quien cree que el fallecido embarcó "aprovechando un descuido" y posteriormente se ocultó en el equipaje para evitar ser detectado en el desembarco de coches, lo que "es peligrosísimo". "Los controles que se pasan en Melilla son muy rigurosos", ha defendido el subdelegado, quien pese a ello ha reconocido que se pueden producir "algunos incidentes" de forma ocasional, como con el final de la feria de la ciudad autónoma.

   En lo que va de año, los agentes que custodian el puesto fronterizo de Almería ha detectado al menos 40 polizones que han tratado de alcanzar la península ocultos en coches y en camiones. Pese a ello, el subdelegado ha asegurado que "la entrada ilegal en España está siendo cada vez más difícil", sentido en el que ha indicado que el pasado año fueron 132 los polizones detectados en total, que fueron repatriados.

   García Lorca ha incidido en el aumento de los controles, que son "más rigurosos" cada vez, especialmente durante el desarrollo de la OPE, que además se complementan con sistemas tecnológicos y perros adiestrados. Asimismo, ha insistido en el "altísimo riesgo para la vida humana" que supone acceder a España "en condiciones que sobrepasen la racionalidad".