Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La cifra de hospitalizados tras el accidente de Santiago cae a 69

Tragedia del tren. Foto: EFEcuatro.com

El número de heridos en el accidente de tren de Santiago que permanecen ingresados en los distintos hospitales gallegos ha caído hasta 69 tras ser dado de alta un paciente en el centro compostelano de La Rosaleda.

Así lo han confirmado a Europa Press fuentes de la Consejería de Sanidad después de que, en rueda de prensa, la consejera de Sanidad, Rocío Mosquera, detallase que el número de críticos se mantiene en 22. De ellos, dos son niños que se encuentran en la UCI pediátrica del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS).
Precisamente, éste es el hospital con un mayor número de heridos en el siniestro ferroviario, con un total de 36 de los que 19 siguen en estado crítico. Por su parte, La Rosaleda está atendiendo a 18 pacientes.
El Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña (CHUAC) alberga otros ocho heridos --uno de ellos, crítico--, el Complejo Hospitalario Universitario de Pontevedra (CHOP) está tratando a tres y, en la misma ciudad, el Hospital Domínguez tiene a dos pacientes en estado crítico en sus instalaciones. En Ourense son dos los que están siendo atendidos.
A la vista de estos datos, Rocío Mosquera ha concluido que "la asistencia sanitaria a los heridos en el desgraciado accidente está completamente normalizada", lo que ha atribuido "al buen funcionamiento de los distintos dispositivos sanitarios y de emergencias".
“Agradecimiento y reconocimiento”
En este sentido, la titular de Sanidad ha manifestado su "agradecimiento y reconocimiento" a todos los que "de algún modo participaron o colaboraron" en el dispositivo sanitario y en su coordinación con los otros dispositivos de emergencias.
Así, no sólo ha valorado que muchos sanitarios "alargaron sus turnos" o acudieron a los hospitales "para reforzar la asistencia", sino que también ha destacado la labor de los psicólogos y psiquiatras que atendieron a familiares y amigos de las víctimas y del Centro de Transfusión de Galicia y de quienes acudieron a donar sangre la noche del siniestro.
"La respuesta de la población fue verdaderamente extraordinaria", ha enfatizado Mosquera, que tampoco se ha olvidado de expresar su gratitud a "las empresas que colaboraron para cubrir las necesidades de material, de comunicaciones, de transporte y de limpieza".
A todos ellos ha querido dar públicamente las "gracias por su profesionalidad, implicación, solidaridad y compromiso" tras el accidente ferroviario que acabó con la vida de 79 personas en Santiago de Compostela en la noche del pasado 24 de julio.