Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Destruye todos los dispositivos Apple de su novio para vengarse de su infidelidad

Destruye todos los dispositivos Apple de su novio para vengarse de su infidelidadInformativos Telecinco

En un arrebato que mezclaba el enfado y el desengaño una ciudadana japonesa decidió vengarse de la infidelidad de su novio sumergiendo en agua los dispositivos electrónicos de Apple que poseía como oro en paño su pareja. Valorados en más de 5.000 euros, no dudó en llevar a cabo su particular castigo y difundirlo además en la red social de Twitter donde ha acumulado más de 16.000 retuits que se sumaron a esta forma de 'humillación multimedia'.

Dicen que el amor mueve montañas y que es una fuerza imparable capaz de hacernos luchar sin ceder un ápice ante cualquier problema. Sin embargo, cuando todo esto se ve truncado por la sombra de una infidelidad verificada dicha fuerza ejerce proporcionalmente un efecto completamente impredecible y en sentido inverso.
Eso fue lo que le sucedió a un joven que fue descubierto viéndose con otra mujer a espaldas de su pareja.
En medio del desengaño y en un arrebato que mezclaba el enfado con la 'sed de venganza', su novia decidió coger todos los dispositivos de Apple que él poseía y guardaba como oro en paño y los sumergió en el agua en un bidé.
En total, tal y como recoge 'Mirror', un par de iPhones, un iMac, un iPad y dos MacBooks fueron arrojados al agua, una acción que presumiblemente podría haber terminado por dañar completamente todos los dispositivos electrónicos, valorados en un total que supera los 5.000 euros según el precio que podemos apreciar en la tienda oficial de la marca, en la 'Apple Store'.
Más allá, para culminar la forma en que quiso manifestar su enfado, decidió inmortalizar la escena y subir a la popular red social de Twitter fotografías que hicieran testigo a todo el mundo que las viese de lo que su novio había provocado y del castigo que decidió darle.
Ahora, el tuit que publicó para el propósito acumula más de 16.000 retuits y más de 10.500 favoritos.
Se desconoce qué será del futuro de esta pareja en los próximos días, pero lo que sí es seguro es que el dueño de estos dispositivos se planteará dos veces su comportamiento en cualquier relación sentimental de ahora en adelante.