Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Supremo rechaza el indulto a un conductor condenado por homicidio

La llamada que, nervioso, tanto tiempo lleva esperando, por fin ha llegado. El sufrimiento de años, empieza a aliviarse. Es el padre de uno de los tres jóvenes fallecidos en un accidente de tráfico y el conductor que mató a su hijo irá a prisión. El Supremo, por unanimidad, acaba de anular el indulto del Gobierno que conmutaba la pena de cárcel, por trabajos a la comunidad. El conductor, según la sentencia que lo condenó, circulaba a una velocidad desmedida, con desprecio a las normas más elementales de prudencia. Triplicaba la velocidad permitida. Aún así lo indultaron. Ahora, gracias a un defecto de forma, el indulto se rechaza. Los familiares de los tres jóvenes muertos, de 15, 17 y 21 años, denuncian además que el conductor del vehículo nunca mostró arrepentimiento.