Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La vida de dos hermanos británicos, "en ruinas" tras mantener relaciones sexuales

Han quedado en libertad condicional pero su familia está destrozada

Un hermano y una hermana han admitido que tuvieron sexo en una estación de tren. Ambos se han librado de la cárcel tras ser acusado de incesto. Richard Finlayson, de 21 años, y su hermana Kirsty, de 18, fueron pillados mientras mantenían relaciones sexuales en la estación de Lanarkshire el 27 de junio del pasado año.
La pareja se declaró culpable de los cargos que se les imputaban. Actualmente, Richard está en libertad condicional durante dos años aunque se revisará en seis meses. Kirsty, que tenía 17 años cuando ambos tuvieron relaciones, también está en libertad condicional y debe recibir tratamiento psiquiátrico.

La sentencia de la corte de Hamilton asegura que la publicidad del caso ha provocado que las vidas de estos hermanos estén ahora en "ruina". Ambos admitieron que tuvieron sexo, pero Kirsty afirma que estaba borracha y no puede recordar nada.

Un trabajador de la estación de tren confirmó que las cámaras grabaron el acto sexual. Un vídeo de 15 minutos muestra cómo mantuvieron sexo en dos ocasiones. La familia ha declarado a un diario de Escocia que está destrozada y no puede dormir.