Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El mortal incendio de Pedrógão Grande podría haber sido provocado según los bomberos portugueses

El viento se ha convertido en el peor enemigo de los bomberos que por quinto día consecutivo batallan contra el voraz incendio forestal que devasta la zona de Pedrógão Grande, en el centro de Portugal. Según los últimos informes, el fuego avanzan ahora hacia el norte avivado por las fuertes rachas de viento. La buena noticia es que gracias al trabajo de los equipos de extinción, el incendio estaría controlado en un 95 por ciento. Los 2300 hombres que participan en la extinción se enfrentan a las llamas por laderas escarpadas, accesible en muchos casos sólo para los medios aéreos. Hoy por primera vez, el presidente de la liga de bomberos ha apuntado a que el origen del fuego pueda ser provocado y no por un rayo, como se dijo en un principio. Las autoridades han ordenado la evacuación de más 23 aldeas por precaución, pese a la reticencia de algunos vecinos a abandonar sus casas.