Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía se incauta de 1.800 plantas de marihuana en un chalet de la sierra de Madrid

La Policía se incauta de 1.800 plantas de marihuana en un chalet de la sierra de MadridPolicía Nacional

Agentes de la Policía Nacional han detenido a dos individuos como presuntos autores de un delito contra la salud pública en un chalet de Valdemorillo, en la sierra norte de Madrid.  Estas personas, presuntamente se dedicaban al cultivo masivo, intensivo y acelerado de marihuana en la vivienda, donde los agentes han encontrado 1.754 plantas del estupefaciente.

La investigación se inició a principios de año a partir de informaciones que señalaban a la existencia de una organización liderada por varios individuos.
Estos además contarían con la colaboración de dos personas que se dedicaban al cultivo de ingentes cantidades de marihuana. Uno de los arrestados actuaba como “caletero” o persona encargada de la custodia de la sustancia estupefaciente y tenía amplios conocimientos en jardinería por los cuidados y tratamientos que exigían las plantas.

A lo largo de los últimos meses, los agentes pudieron comprobar que dicho individuo contaba con la ayuda de una segunda persona. Entre ambos producían marihuana con una alta concentración en THC y posteriormente vendían y distribuían al por menor a medida que se iba teniendo preparada la producción.

Con toda la información recibida y tras solicitar la entrada y registro en el inmueble, se procedió al arresto de estas dos personas que se encontraban en la vivienda dedicada en exclusiva al cultivo intensivo de la sustancia estupefaciente.

Los agentes se han incautado un total de 1.754 plantas de diferentes tamaños y en distintas fases de crecimiento, así como un extensísimo y caro material de cultivo, tales como medidores de temperatura, abonos, fertilizantes, focos de gran poder lumínico y calorífico, resistencias eléctricas, extractores, aires acondicionados, bombas de calor y de agua, riego por goteo, etc. Todo ello permitía tener grandes cosechas cada dos o tres meses.

La investigación ha sido llevada a cabo por agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial pertenecientes a la Jefatura Superior de Policía de Madrid.