Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La imagen de Asunta antes de ser asesinada

Las ciudades están llenas de cámaras y los padres de Asunta Basterra no lo calcularon. Las imágenes de las cámaras de seguridad que están en el sumario no dejan lugar a dudas. Se ve a la niña con su madre camino de la finca de Teo, a la que dijo que había ido sola. A Asunta la graba ya una cámara de un banco cuando iba a casa de su padre a comer a las dos de la tarde. Allí le esperaba también su madre. Es la última imagen que existe de la niña antes de ser asesinada, según la investigación, a manos de sus padres. Tres horas después la niña pasa por delante de la misma cámara. Regresa a casa de su madre. Si iba drogada aún no le ha hecho efecto. Charo Porto también vuelve a su casa. Al único que no capta es al padre, aunque 20 minutos después es visto con su hija. Pasadas las seis y veinte,  Charo se lleva a  Asunta en el coche camino de la finca de Teo. Según la autopsia moriría una hora después. Algo antes de las diez de la noche, Charo avisa a su marido de la desaparición de la menor y en media hora se personan en comisaría.