Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El vídeo de la venganza de un chef japonés que ya han visto casi siete millones de personas

Impresionante lección de maestría la protagonizada por un conocido cocinero japonés youtuber. Jun Yoshizuki triunfa en Internet con sus vídeos de cocina y recetas pero ahora también por su capacidad para convertir lo que nadie quiere en un objeto hermoso y deseado. Su nuevo éxito en las redes arranca en una tienda de segunda mano. Allí, contempló como el dependiente se negaba a comprarle a un cliente un ajado cuchillo japonés. No lo aceptaba ni por 30 céntimos. Nada. Alegaba que estaba oxidado y en mal estado.

Su vídeo ya ha sido disfrutado por más de seis millones de personas y creciendo que han contemplado asombrados los pasos dados por Jun para eliminar el óxido de la hoja del cuchillo, devolverle su brillo y pátina originales y recuperar su cortante filo mediante un proceso exhaustivo de afilado y pulido.

Jun, cuchillo en mano, nos enseña lo fácil que puede llegar a ser convertir sencillos vegetales en hermosas y efímeras obras de arte como una flor construida con la fina lámina comestible extraída de un sencillo tubérculo.

Su nuevo éxito en las redes arranca en una tienda de segunda mano. Allí contempló como el dependiente se negaba a comprarle a un cliente un ajado cuchillo japonés. No lo aceptaba  ni por 30 céntimos. Nada. Alegaba que estaba oxidado y en mal estado, como recoge La República.

Intrigado por el utensilio, Jun se dirigió al vendedor para interesarse por el cuchillo y comprárselo, pero el propietario subió su precio hasta los 3 euros, ¡un incremento del novecientos por ciento! Una auténtica estafa pensó, pero decidió adquirirlo y deleitarnos con este asombroso vídeo que al mismo tiempo es una venganza contra el desaprensivo vendedor