Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los hombres y las mujeres no pueden ser “solo amigos”

parejas, matrimonios, cama, sexocuatro.com

¿Pueden un hombre y una mujer heterosexual ser solo amigos? Pocas preguntas han generado debates tan intensos en las cenas familiares, en la literatura o en el cine. Y aunque la cotidianeidad nos sugiere que las relaciones no sentimentales entre hombre y mujeres heterosexuales no solo son posibles, sino que unos y otras trabajan, viven y comparten ocio sin que tengan que dormir juntos, existe la posibilidad de que esta coexistencia aparentemente platónica no sea más que una fachada, que cubre un sinnúmero de impulsos sexuales.

Una nueva investigación sugiere que aunque existe la posibilidad de una relación solo de amistad entre un hombre y una mujer, la posibilidad del romance está siempre al acecho a la vuelta de la esquina.
Para investigar la viabilidad de que exista realmente la amistad platónica entre dos personas de sexo opuesto y heterosexuales, una investigación le ha preguntado a 88 parejas, según ha publicado Scientific American. Por separado, bajo el compromiso de confidencialidad e incluso después de haber participado en el estudio, las parejas de amigos han sido preguntados sobre sus sentimientos románticos o platónicos hacia la otras persona.
Los resultados revelan grandes diferencias en cómo los hombres y las mujeres viven su amistad con el sexo opuesto. Los hombres suelen sentirse más atraídos por sus amigas y suelen pensar que ellas siente los mismo hacia ellos. Las mujeres, en cambio, no se sienten tan atraídas por sus amigos varones y suelen subestimar la atracción sexual que ellos sienten hacia ellas. En definitiva, a ellos les cuesta más mantener una relación solo de amistad y ambas partes piensan que el otro siente similar a ellos.
Los hombres suelen estar más decididos a lanzarse a por su amiga. Además, el estado civil del amigo que ya tiene pareja es un obstáculo mayor para las mujeres y no tanto para los hombres que buscan algo más con una amiga.