Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Queda atrapado en un cajero automático y pide ayuda a través de una de las ranuras

Queda atrapado en un cajero automático y pide ayuda a través de una de las ranurasTwitter

Un hombre quedó atrapado detrás de un cajero automático cuando se encontraba reparando el mismo. Sin medios para pedir auxilio, el operario decidió escribir notas de ayuda mediante una de las ranuras de la máquina, que en un principio no fueron tomadas en serio.

Según informa Metro.co,uk, una de las sucursales de ‘Bank of America’ situada en Texas, Estados Unidos necesitaba la reparación de uno de sus cajeros automáticos, ya que éste estaba defectuoso. La sucursal decidió llamar entonces a un empresa reparadora sin esperarse que ocurriría durante el arreglo de la máquina.
Para poder arreglar el cajero automático, el operario que se encargó de la reparación necesitaba acceder al interior del cajero automático, introduciéndose detrás de él. La cerradura de la puerta estaba defectuosa, por lo que el operario quedó atrapado detrás de la máquina, sin que nadie pudiera verle ni oírle.
Sin teléfono móvil para realizar llamadas, el hombre recurrió a escribir en un pequeño trozo de papel un mensaje de auxilio. “Ayuda por favor, estoy atrapado aquí y no tengo teléfono. Por favor llamen a mi jefe”, explicaba la nota.
El hombre, quien dejó su teléfono en el camión de la empresa reparadora, extendió la pequeña nota por la delgada ranura de donde salen los comprobantes de las operaciones bancarias.
El hombre escribió varias notas de auxilio, ya que las primeras fueron tomadas por los clientes como una broma. Cuando finalmente alguien se tomó enserio el escrito llamó a la policía quien acudió al lugar y oyó una débil voz detrás del cajero automático.
Finalmente el hombre fue rescatado por la policía y pudo salir ileso de detrás de la máquina ante la incredulidad de la policía y los clientes del banco.