Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La heróica historia de Che, el perro que salvó a su dueña de morir en llamas

Perro Che, héroeFacebook

El perro es el mejor amigo del hombre y, ante la duda, esta historia lo confirma por completo. Che es un perro de 14 años que arriesgó su vida para salvar la de su dueña en pleno incendio, el can podía haber huído pero decidió ir a por su compañera y ayudarle a seguir con vida mientras todo lo de su alrededor estaba en llamas. Finalmente, gracias a los ladridos del animal, los vecinos pudieron percatarse del suceso y llamar a los bomberos.


La vivienda en la que vivían el animal y la mujer se fundió en llamas, un domicilio en Filadelfia, Estados Unidos, y por suerte pudieron salir los dos vivos del peligroso fuego gracias a una actuación heróica de Che. "En el desesperado intento por salir de la casa, mi amiga se debió desmayar", afirma Daina Hainey, una conocida de la dueña, al medio ABC News
Entonces, al ver que la mujer estaba tirada en el suelo, inconsciente, el perro no dudó en saltar entre las llamas, ponerse encima de ella y proteger a la chica hasta que llegasen las ayudas. "Che se acostó sobre ella y comenzó a ladrar hasta que los vecinos le escucharon y llamaron a los bomberos", agregó Hainey.
Cuando los bomberos llegaron al lugar de los hechos encontraron tanto al perro como a la dueña inconscientes. El animal fue trasladado a un hospital veterinario local en el que fue bien atendido hasta recuperarse. 
Según informa el mismo medio, los vecinos dijeron que gracias a la alerta de Che se salvaron de que el incendio se expandiera por más casas. Un hecho que podría haber causado alguna víctima mortal.
Una historia increíble entre un humano y un animal que se inició cuando la mujer adoptó a Che en un refugio de perros callejeros y, desde entonces, no se han separado.