Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sanidad promete el sovaldi a entre 5.000 y 6.000 enfermos de hepatitis C

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha asegurado que en 2015 entre 5.000 y 6.000 pacientes con hepatitis C serán tratados con los nuevos fármacos aprobados para combatir esta enfermedad. El gobierno responde así a las manifestaciones de la Plataforma de afectados califican de insuficiente la propuesta y exigen que el Sovaldi, el medicamento más eficaz, sea suministrado a todos los pacientes, unos 35.000 en fase crítica.

El secretario general de Sanidad, Rubén Moreno, ha explicado su intención, tras reunirse con el director general de Farmacia del Ministerio, Agustín Rivero, y la directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), Belén Crespo, para analizar la problemática que ha surgido tras las protestas de los pacientes.
En la reunión que se han abordado también las líneas que marcarán la próxima creación de un Plan Estratégico para el abordaje de la hepatitis C, Moreno ha asegurado que los pacientes que reciban estos tratamientos serán los que decidan las sociedades científicas que deben ser tratados "de manera más inmediata", y garantiza que no supondrá ningún esfuerzo presupuestario para las comunidades, encargadas de financiarlos.
Los enfermos piden al Gobierno no usar su situación "como arma política"
La Federación Nacional de Enfermos y Trasplantados Hepáticos (FNETH) y el Grupo de Apoyo a los Enfermos de Hepatitis C (GAEHC) han exigido a los partidos políticos que no utilicen la situación de estos pacientes como "arma política" y exigen al Ministerio de Sanidad que la aplicación de los tratamientos "solo dependa de la prescripción del especialista".
Ambas entidades han reconocido un "cambio de actitud muy importante" en el departamento de Alfonso Alonso tras contar con la Asociación Española de Enfermedades del Hígado (AEEH) para tomar decisiones y desarrollar el plan estratégico contra la enfermedad que llevan tiempo pidiendo.
Además, les piden que no utilicen a los pacientes de hepatitis C como arma política, sino que "adquieran compromisos formales" para presentar en sus programas presupuestos especiales para erradicar la enfermedad.
En cuanto a los tratamientos, entienden que la aplicación de los nuevos fármacos que se han aprobado recientemente debe ser "una decisión única por prescripción del especialista", de modo que estos puedan disponer "libremente" de todos los que están incluidos en la cartera de medicamentos financiados.