Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los enfermos de Hepatitis C denuncian ante el TS 2 delitos de homicidios y 39 de lesiones

La Plataforma de Afectados por la Hepatitis C (PLAFHC) ha registrado ante el Tribunal Supremo (TS) una querella criminal contra el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, su antecesora en el cargo Ana Mato, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) y el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS) por 2 delitos de homicidio y 39 de lesiones de pacientes que no han tenido acceso a los nuevos medicamentos de última generación.

"Venimos a pedir ayuda al Supremo, a pedir justicia. Lo hemos intentado a través de la presión y la denuncia, y también hemos tratado de hablar con un Gobierno que no nos ha querido atender en ningún momento", ha defendido Eva Martínez, responsable jurídica de la plataforma, tras registrar la denuncia ante el tribunal.
Todos los casos incluidos en la querella cuentan con el informe pericial de un hepatólogo, y el 80 por ciento tenían prescritos desde hace seis meses a un año algunos de los nuevos fármacos que ha aprobado el Ministerio en el último año. No obstante, algunos de ellos ya la han recibido, gracias a la presión mediática, según ha reconocido la portavoz.
En estos casos que tenían los fármacos prescritos, el grado de fibrosis del hígado que presentan es F3. El resto son pacientes más graves, con fibrosis F4, que no la tienen prescrita pero "ya no existe otra posibilidad de tratamiento porque los anteriores han fallado o han provocado graves secuelas, y solo les queda una vía".
Martínez ha avanzado que esta querella no será la última que presenten ante este tribunal, y que en los próximos 15-20 días presentarán una nueva iniciativa con otros 30 casos. "No vamos a parar hasta que los 35.000 casos graves que hay en este país reciban la medicación", ha avanzado.