Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La farmacéutica japonesa Takeda desarrollará una vacuna contra el Zika gracias a la ayuda económica de EE.UU.

El Gobierno de Estados Unidos ha seleccionado a la farmacéutica japonesa Takeda para que desarrolle una vacuna contra el virus Zika y le otorgará una ayuda de hasta 312 millones de dólares, unos 279 millones de euros, para toda su investigación clínica.
La Autoridad de Investigación y Desarrollo Biomédico Avanzado (BARDA, en sus siglas en inglés), una división de la Oficina de la Secretaría Adjunta de Preparación y Respuesta del Departamento de Sanidad y Servicios Humanos del Gobierno de Obama, ha seleccionado a la unidad de vacunas de esta compañía con el objetivo de que sirva de apoyo a la respuesta contra el virus en Estados Unidos y las regiones afectadas.
Para su desarrollo ofrecerá una financiación inicial de 19,8 millones de dólares (unos 17,7 millones de euros), que se dedicarán al desarrollo de la vacuna hasta los ensayos clínicos en fase 1. No obstante, la financiación podría incrementarse hasta 312 millones si ejecutan todas las opciones a las que tienen derecho para que la vacuna se evalúe en ensayos clínicos en fase 3 y se presente una solicitud de autorización de comercialización como producto biológico en Estados Unidos.
Actualmente no existe una vacuna o un medicamento para el Zika pero hay varias compañías que trabajan en el desarrollo de moléculas que permitan tratar o prevenir la infección, sobre todo por los defectos graves de nacimiento que puede causar cuando afecta a mujeres embarazadas.
Según los términos del acuerdo, Takeda desarrollará una vacuna inactivada, adyuvante y completa con todos los componentes del virus del Zika, para lo que utilizarán las instalaciones que la farmacéutica tiene en Hikari (Japón).
Los objetivos de la primera fase del trabajo son desarrollar y producir la vacuna en investigación y realizar estudios preclínicos, y presentar una solicitud de autorización para la investigación de un fármaco nuevo a la Agencia Americana del Medicamento (FDA, en sus siglas en inglés) para llevar a cabo un ensayo clínico en fase 1.
El director general y presidente de la unidad de negocio global de vacunas de Takeda, Rajeev Venkayya, reconoce que "la emergencia por el virus de Zika exige acciones rápidas por parte de los gobiernos, las agencias de salud pública, las comunidades médica y científica, la industria y otras partes".
Este programa de desarrollo se suma a los trabajos que ya tiene en marcha la farmacéutica con el dengue, las infecciones por los norovirus, la gripe pandémica (en colaboración con el Gobierno japonés) y la polio (en colaboración con la Fundación Bill y Melinda Gates).