Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Con faldas y al taxi

Los taxistas de Las Palmas de Gran Canaria protestan contra la nueva ordenanza municipal pero inclumplir las reglas del Ayuntamiento, que les ha impuesto, pese al rechazo del sector, llevar un uniforme.  La norma no especifica quién debe ponerse el pantalón y quién debe ponerse la falda. Asi que muchos taxistas han decidido vestirse con falda para protestar contra esta obligación. Incumplir el uso del uniforme supone una multa de cuatrocientos euros. Los taxistas denuncian que el Ayuntamiento ni siquiera está dispuesto a subvencionarles la indumentaria. En los próximos días presentarán un recuerso contencioso-administrativo contra esta ordenanza que también obliga a llevar un GPS, implantar el cobro por tarjeta y colocar en algunos vehículos una distinción con la Q de calidad.