Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expulsada del colegio por raparse el pelo como su amigo enfermo de cáncer

Expulsada del colegio por raparse el pelo como su amigo enfermo de cáncerInformativos Telecinco

Una niña de nueve años de edad ha sido expulsada de su colegio de Colorado después de raparse el pelo en un gesto de apoyo con un amigo que padece cáncer. La escuela mantiene que "ha violado el código de vestimenta". Días más tarde, la escuela retrocedió y permitió a la pequeña acudir a las clases.

Kamryn Renfro, niña de nueve años de Grand Junction (Colorado), pensó estaba haciendo un gesto amable cuando se afeitó la cabeza para apoyar a su amigo Delaney Clements, que con doce años, padece cáncer y también tiene la cabeza afeitada, debido a la quimioterapia. 
Pero lo cierto es que este gesto le ha traído más problemas de los que creía. Su escuela ha tomado la decisión de expulsar a Kamry por, según dicen, "violar el código de vestimenta". Afirman que no podrá regresar a las clases a menos que se ponga una peluca. 
"Sentía que era lo que tenía que hacer", dijo Kamryn a 'Daily Mail'. Por su parte, Delaney afirmó que "estaba muy emocionado porque iba a tener a alguien que me apoyara y no estaría solo. Hay gente que se reía de mí. La madre de Kamryn, Jamie Renfro, escribió a la escuela para explicar por qué la niña se había cortado el pelo y al principio los administradores explicaron que eran incapaces de hacer excepciones. 
"Son amigos que se apoyan mutuamente. No importa qué haya hecho y ha demostrado que es una chica valiente. Debemos apoyarla", dijo Wendy Campbell, la madre de Delaney.
Días después, la escuela confirmó a Kamryn que podía regresar a las clases. "El código de vestimenta está diseñado para promover la uniformidad y un entorno sin distracciones", dijo Catalina Norton, presidenta de la junta de profesores. "Se pueden hacer excepciones en determinadas circunstancias", añadió.