Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Explota un artefacto en la Basílica del Pilar sin heridos graves

Una explosión en la Basílica del Pilar de Zaragoza ha obligado a desalojar este edificio religioso y la céntrica plaza, han informado fuentes de la Delegación del Gobierno en Aragón. La explosión fue provocada por una bombona de camping-gas, que únicamente ha causado pequeños daños materiales y lesiones en un tímpano a una mujer, según fuentes policiales. Los agentes ven similitudes entre este ataque y el artefacto colocado en la catedral de La Almudena de Madrid, el pasado mes de febrero y que fue reinvindicado por un grupo anarquista. En el momento de la explosión, había unas cincuenta personas en el interior del templo.

Según la Policía la explosión tuvo lugar a las 13.45 horas de este miércoles en el pasillo central de la nave donde está el altar mayor, conocido como Vía Sacra de la Basílica. Al parecer, la bomba estaba colocada junto al órgano.
Los agentes policiales desalojaron la basílica y establecieron una línea de seguridad para investigar lo ocurrido.
La Policía ya ha retirado el cordón policial que rodeaba la Plaza del Pilar de Zaragoza, tras la explosión.
El vicealcalde del Ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Gimeno, y el director general de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón, Javier Callizo, entre otras autoridades, han accedido al templo para comprobar su estado y las puertas de la Basílica se encuentran abiertas, si bien la verja exterior permanece cerrada y no es posible acceder a su interior.
De hecho, en una de las puertas de acceso a la Basílica se ha congregado un buen número de curiosos, ya que se ha facilitado el paso de los periodistas a quienes el arzobispo de Zaragoza, Manuel Ureña, va a atender en los próximos minutos.
La Policía ha permanecido durante más de cuatro horas y media en el interior del templo analizando todas las circunstancias de los hechos sin descartar ninguna línea de investigación. Agentes de la especialidad TEDAX-NRBQ y miembros de Policía Científica se han encargado de realizar los primeros trabajos en el interior del templo Mariano.
Según ha informado la Delegación del Gobierno en Aragón, la Basílica abrirá este jueves, día 3 de octubre, con total normalidad.
Similitudes con el artefacto de La Almudena
La Policía ve similitudes entre este atentado y el artefacto colocado en la catedral de La Almudena de Madrid, el pasado mes de febrero y que fue reinvindicado por un grupo anarquista.  
En el caso del artefacto de La Almudena, su colocación fue reivindicada por el "Comando Insurrecionalista Mateo Morral", que en un comunicado dijo que pretendían dar caña a la monarquía borbónica en sus lugares sagrados.
Unas cincuenta personas en el interior
Una cincuentena de visitantes y turistas se encontraban en el templo. Una de las personas que esperaba a la misa de las 14.00 horas, vecina de la capital aragonesa, ha explicado que había dos excursiones de turistas y varias decenas de feligreses, así como dos monaguillos, infanticos del Pilar.
Se ha producido "una explosión infernal, se ha movido todo, han retumbado los cristales y todo se ha parado", ha comentado esta mujer, quien ha añadido que "han venido enseguida los policías y nos han dicho que 'fuera'".
Ha sido "un susto morrocotudo", ha indicado, y en el momento de la explosión ha pensado "que se caía todo". La Plaza del Pilar sigue acordonada y custodiada por agentes de la Policía Nacional y la Policía Local y los establecimientos comerciales cerrados.