Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿El hábito hace al monje?

¿Influye la imagen a la hora de intentar colarse en los sitios? En algunas ocasiones sí. Al menos, eso es lo que deja claro este experimento que se ha llevado a cabo en Suecia. Un hombre vestido de gala entra en un autobús, dice que ha perdido la cartera y entra gratis. Lo hace varias veces y en varias líneas y siempre lo consigue. Incluso le ceden el paso y le preguntan si ha perdido la cartera en ese autobús. Sin embrago, el mismo hombre, vestido desliñado, no logra colarse en ningún bus. No le dejan viajar gratis, incluso se ríen de él. El mismo conductor que le dejó subir arreglado, si va desaliñado le dice que no puede subir sin pagar.