Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Siete de cada 10 jóvenes españoles prefieren trabajar por cuenta ajena que emprender su negocio, según un estudio

Más de siete de cada diez (73,6%) jóvenes españoles de 16 a 29 años prefieren el empleo por cuenta ajena frente a la posibilidad de emprender y tener su propio negocio, según el estudio 'Jóvenes y empleo, desde su propia mirada', realizado por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud de la Fundación de Ayuda Contra la Drogadiccion (FAD).
La investigación analiza, a través de una encuesta personal a 2.013 jóvenes de 16 a 29 años, las expectativas, necesidades y deseos de los jóvenes en relación a su formación y a sus perspectivas de incorporación al mercado laboral.
Los principales motivos que aluden los jóvenes para optar por el trabajo por cuenta ajena, ya sea como opción exclusiva (50%) o preferente (23,8%), son la búsqueda de la estabilidad y seguridad o de un sueldo fijo. Otras razones que enumeran son los horarios fijos y la protección de la cobertura social.
Por su parte, un 11,5% de los encuestados asegura que prefiere emprender y, en este caso, los motivos son: la búsqueda de autonomía e independencia (63,3%) o la elección del lugar y el tiempo de trabajo (25,9%).
Atendiendo a la cualificación, el estudio revela que los jóvenes que tienen estudios superiores tienden a estar más abiertos a las diferentes posibilidades, y entre ellos, un porcentaje mayor aceptaría ser autónomo.
En todo caso, un 53% de los jóvenes nunca ha pensado real y seriamente en la posibilidad de poner un negocio, mientras que casi el 24% dice que lo ha pensado pero que es una opción que no le interesa. En el otro extremo, un 21% de los jóvenes tiene un negocio, está en proceso de tenerlo o tiene predisposición a ello.
Entre los obstáculos que observan los encuestados para montar un negocio, destacan el acceso a la financiación (73,9%), seguido por los impuestos y tasas (49,3%) o los numerosos y complejos trámites necesarios (33,8%).