Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 42% de los españoles tiene una imagen buena o muy buena de la industria farmacéutica

El 42,1 por ciento de los españoles tiene una imagen buena o muy buena de la industria farmacéutica, mientras que el 33,3 por ciento tiene una imagen neutra y solo para el 23,2 por ciento es mala o muy mala, según el segundo informe 'Imagen de la Industria Farmacéutica en España 2016' elaborado por TEVA Foro Social y el Instituto DYM.
En concreto, según señalan, la mayoría de opiniones favorables se concentran en la curación y el fomento de la salud y bienestar, mientras que la imagen de la industria como negocio es la principal razón de quienes tienen una valoración negativa. Se ha producido, además, un incremento significativo del porcentaje de opiniones que consideran que no les importa la salud o las personas, así como de los precios caros.
También se valora la contribución de la industria farmacéutica al bienestar social, con un ligero incremento respecto a 2014; en concreto, un 34,1 por ciento de la población opina así. Sin embargo, sigue presentando debilidades en relación a la sostenibilidad y cuidado del medio ambiente, con solo un 8,7 por ciento de apoyo.
Asimismo, sacan en conclusión que la industria farmacéutica es percibida como la segunda más importante a nivel mundial, por debajo de la Alimentación pero por encima de la industria electrónica, a la que supera con respecto a los datos de 2014; también gana importancia dentro de España, escalando a la tercera posición, por debajo de la industria de la alimentación y de la de la energía.
En cuánto a qué ideas positivas o neutras asocia la mayor parte de la población española a la industria farmacéutica, para el 67 por ciento de los encuestados señalan la 'salud', 'curación', 'alivio', 'medicinas', 'antibióticos', 'investigación', 'ciencia', 'calidad de vida', 'bienestar' y 'ayuda'.
DESARROLLO ECONÓMICO Y RENTABILIDAD
De forma similar a 2014, la trascendencia de la industria farmacéutica en el aporte al desarrollo económico presenta unos niveles inferiores de importancia. Por el contrario, se identifican las fuertes inversiones de la industria en investigación, además de la importancia de su tarea de investigación continua importante, con un 56 por ciento y un 65,1 por ciento, respectivamente.
Según informan, lo que sí se mantiene con respecto a 2014 es la percepción de rentabilidad de las empresas farmacéuticas (el 84%) y se sigue considerando que la crisis no les ha afectado, solo uno de cada tres opina que sí lo ha hecho. Con un 83%, el porcentaje de quienes creen que es un sector con un enorme nivel de influencia y poder continúa siendo muy elevado.
"Es importante conocer la percepción que la población tiene de la Industria Farmacéutica y entre todos hemos de ser capaces de explicar con transparencia y claridad todo lo que el sector aporta en materia de salud, bienestar social y como motor económico de creación de empleo y localización", afirma Rafael Borrás, Director de Comunicación y Relaciones Institucionales de TEVA.
MEDICAMENTOS GENÉRICOS
En la encuesta también se ha preguntado por los medicamentos genéricos, así una gran mayoría de la población, concretamente un 87 por ciento afirma que conoce y sabe lo que son los medicamentos genéricos, casi un 2 por ciento más que en 2014; destacando dentro de este grupo un 57 por ciento que reconoce saber que tienen el mismo principio activo pero a un menor coste.
Se admite, por tanto, el menor coste de los genéricos, a los cuales se les reconoce de forma mayoritaria una efectividad equivalente a los medicamentos de marca, lo que explica el elevado porcentaje de acuerdo sobre su fomento (70,2%) con el objetivo de ahorrar costes sanitarios
Estos datos son resultado del análisis de los datos obtenidos de una encuesta en la que participaron más de 1.000 ciudadanos entre 16 y 75 años residentes en municipios de más de 500 habitantes.