Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 9% de las españolas y el 3% de los españoles prefieren que la mujer se quede en casa frente a trabajar fuera

El 9% de las españolas y el 3% de los españoles prefieren que la mujer se quede en casa frente a trabajar fuera, según se desprende de las conclusiones del informe 'Hacia un futuro mejor para las mujeres en el trabajo: la opinión de las mujeres y de los hombres', realizado conjuntamente por la Organización Internacional de Trabajadores (OIT) y Gallup.
Presentado este 8 de marzo, coincidiendo con la celebración del Día Internacional de la Mujer, el estudio revela que, en Europa, el porcentaja de hombres que prefieren que las mujeres permanezcan en casa y no tengan un trabajo remunerado sube al 12% y en el mundo, al 29%. En el caso de las mujeres, el porcentaje que se eleva al 13% en Europa y al 27% en el mundo.
En cualquier caso, el informe también refleja que España es un país con una gran conciencia sobre el papel de la mujer en el mundo laboral, puesto que el 99 por ciento de los hombres y las mujeres encuestados ha manifestado estar a favor de que la mujer realice trabajos remunerados fuera del entorno del hogar.
Precisamente, en el caso de España, revela que la media de aceptación tanto de hombres como de mujeres en relación al trabajo asalariado de las mujeres es del 99%, superando las medias mundial (80%) y europea (97%).
Por otro lado, el estudio también constata que un crecimiento de los salarios durante los próximos años podría "agravar y estancar" la brecha salarial actual entre hombres y mujeres, según ha explicado en rueda de prensa el director de la OIT en España, Joaquín Nieto.
Nieto ha valorado que "si la reducción de brecha salarial siguiera el recorrido que había tenido en los últimos tiempos", su desaparición estaría estimada para dentro de "70 años", si bien esas previsiones se hicieron con "caídas de salarios durante la crisis". Por ello, desde la OIT han alertado de que esas previsiones, con un crecimiento previsible de salarios a futuro, se "agravarán y estancarán".
En cuanto a la percepción de las mujeres en relación a la discriminación, respecto a si tienen peores oportunidades que los hombres con un nivel similar de educación y experiencia, es mayor en Europa (51%) y en España (48%) que en el resto del mundo (26%).
"Si bien los datos expresan un enorme cambio cultural muy positivo hacia la incorporación de las mujeres al trabajo remunerado, los verdaderos desafíos empiezan con esa incorporación, tanto en la esfera pública como en la privada. En el trabajo sigue habiendo discriminación laboral y en el hogar persiste un desigual reparto de las tareas domésticas que perjudica a las mujeres. Sigue habiendo una brecha salarial de género significativa además de una falta de corresponsabilidad en el trabajo del hogar", ha indicado Nieto.
CORRESPONSABILIDAD
Sobre la corresponsabilidad en el hogar, el estudio revela que Las mujeres siguen trabajando un número mayor de horas al día que los hombres. En el mundo, por cada hora que los hombres dedican al trabajo no remunerado, las mujeres dedican un promedio de 2 horas y 30 minutos. Asimismo, las jornadas de las mujeres siguen siendo más extensas que las de los hombres.
Por otro lado, un 2% de las mujeres encuestadas y un 6% de los hombres consideran que las españolas hallarán mejores oportunidades de acceder a un trabajo, en una visión que desde la OIT han calificado de "realista". En cualquier caso, el informe augura que la brecha de género en el mercado de trabajo no se podrá cerrar sin abordar de forma integral el reparto de los trabajos de cuidados y tareas domésticas.
A modo de conclusión, Nieto ha asegurado que "el informe revela que la economía no está respondiendo a esta opinión abrumadora en favor de la incorporación de las mujeres al trabajo remunerado". Así, la tasa de población activa en el caso de las mujeres ha disminuido en el mundo, en los últimos 20 años, hasta quedar por debajo del 50%. En 1995 la tasa de actividad de las mujeres era del 52,4%, pero en 2015 ha descendido al 49,6% y sigue siendo inferior a la de los hombres en 27 puntos.
Los resultados de este informe provienen de la Encuesta Mundial Gallup que fue realizada en 142 países y territorios y entrevistó a casi 149.000 adultos. Es representativa de más de 99% de la población adulta mundial.