Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Enterrado como protesta

Un activista se entierra dentro de su coche para impedir la construcción de una torre de alta tensión. Después de 10 horas, consiguieron  liberarlo, entre los aplausos de sus compañeros de la Plataforma Anti-Mat. Primero, enterró el coche y realizó un túnel de 12 metros con bidones de aceite al que se accedía desde la trampilla de una caravana. Protesta contra la construcción de una torre de muy alta tensión para transportar electricidad entre Francia y España. Protestan porque, según la ley, estas torres no pueden construirse a menos de 100 metros de distancia de una casa y a menos de 500 de un núcleo urbano. Esta tiene a 250 metros un pueblo.