Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenan a un enfermero que planeó decapitar a una joven para comérsela

enfermero caníbal,Dale Bolinger,fantasías caníbales,condenado,carnicero de Canterbury,Kentcuatro.com

Dale Bolinger de 58 años ha sido condenado a nueve años de prisión después de planear la decapitación de una adolescente de 16 años a la que conoció en internet. El enfermero había descrito en un foro de fetichistas cómo iba a ser su encuentro sexual y cómo la iba a matar. El día antes, el hombre, había comprado un hacha para llevar a cabo su fantasía.

La corte de Canterbury Crown escuchó las conversaciones que Dale Bolinger mantuvo con el que creía era una adolescente mexicana, según ha publicado The Guardian.
El enfermero había quedado encontrarse con su víctima en en la estación de tren Ashford Internationa, pero ella no apareció.
Bolinger fue detenido y confesó a la policía que estaba interesado en los niños, pero no sexualmente, sino como alimento. Admitió haber tenido fantasías caníbales desde que tenía seis años, pero que eran solo fantasías.
El condenado 'chateó' con otros usuarios y aseguró haberse comido a una mujer de 39 años y a un niño de cinco.

En su perfil, en el que se hacía llamar Chris C., explicó sus intereses: "canibalismo, principalmente la caza y preparación de mujeres jóvenes pero a veces no tan jóvenes".

Estas conversaciones fueron descubiertas por una oficina del FBI en Nueva York que colaboró con la Policía del distrito de Kent para identificar a Bolinger, quien en foro utilizaba el seudónimo de  "Meatmarketman" (hombre del mercado de carne, en inglés).
En el disco duro de su ordenador encontraron fotos en las que se veía a una niña en un plato con una manzana en la boca.
El hombre ha sido condenado a nueve años de cárcel por 10 delitos, entre ellos acoso sexual, posesión de fotografías sexuales de menores.
El superintendente de detective de la Policía de Kent aseguró que "no tengo duda de que Bolinger representa un peligro muy real y grande para el público y me alegra la noticia de que pasará tiempo tras las rejas, previniendo que cause daño".