Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un elefante mata a 4 personas y siembra el pánico en varias aldeas indias

Cuatro personas, entre ellas una niña de 12 años, fueron pisoteadas por un elefante en dos aldeas indias. Enseguida el servicio forestal activó un dispositivo para tratar de capturar al animal.

Un elefante salvaje sembró el pánico en la India cuando, después de abandonar el bosque, cruzó una carretera para irrumpir una de las aldeas que se encontraba a tan sólo 12 kilómetros de la principal ciudad de la zona, Coimbatore (la India), donde mató a cuatro personas, informa The Times of India.
Allí, el elefante –de entre 12 y 15 años de edad- atacó mientras dormían a un padre y su hija de 12 años, a quien mató pisoteándola. "Estábamos completamente sorprendidos, no sabíamos qué hacer, estábamos durmiendo, el elefante trató de entrar en la casa y nos atacó, estamos destrozados, tengo la pierna herida y el brazo de mi esposo está gravemente herido", dijo la madre de la pequeña.
Tras el suceso, el animal se dirigió a una granja donde acabó con la vida de un campesino de 73 años. Palanisamy, que se dio cuenta de que había algunos jabalíes en el campo, lanzó piedras para alejarlos, sin darse cuenta de que el elefante estaba allí. Fue entonces cuando le atacó, tirándole al suelo y pisoteándole hasta matarle.
Después, se fue a otra aldea y mató a dos ancianas que estaban paseando. Los fallecidos han sido identificados como Gayathri, de 12 años; Palanisamy, de 73; Nagarathinam, de 50, y Jothimani, de 68.
Los familiares de las víctimas dijeron que la zona donde vivían era extremadamente peligrosa y carecía de instalaciones. "No tenemos baños ni ningún otro servicio en la zona. Teníamos que esperar más de una hora para llevar a Gayathri al hospital. Ella estaba viva pero la falta de ambulancias y transportes fueron las razones por las que no se pudo salvar su vida", aseguró la madre de la niña de 12 años fallecida en el incidente.
Kannan, un familiar del agricultor fallecido, dijo: "El incidente cerca de Podanur ocurrió alrededor de las 3.15 de la mañana. Si el departamento forestal hubiera alertado a las personas en las aldeas en un radio de 10 km, podrían haberse salvado tres vidas".
Después de los ataques, los guardabosques intentaron ahuyentar al elefante hacia el bosque. Sin embargo, se resistió a irse, por lo que tuvieron que dispararle dardos tranquilizantes. En total más de 100 policías se desplegaron en la zona. Fue alrededor del mediodía cuando el animal fue sedado.
El animal llevaba en el radar de los guardabosques desde que la semana pasada atacara a otros dos trabajadores del servicio forestal, que afortunadamente fueron hospitalizados y fuera de peligro.