Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Denuncian a un doctor por recetar tener sexo con él para curarse

Una paciente denuncia que un médico le dijo que mantener sexo con él ayudaría a su recuperaciónFacebook

El doctor Kwame Somuah-Boateng, de 43 años, supuestamente aseguró a una paciente que tener sexo con él ayudaría a mejorar su enfermedad, esclerosis múltiple, debido a que las relaciones estimularían los músculos de sus piernas.

“Confía en mí, soy médico, te ayudará a recuperar tu sensibilidad”. Esta fue una de las frases que al parecer el médico dijo a la paciente para convencerla de que tener sexo con ella le beneficiaria a su enfermedad. Ahora, Somuah-Boateng se enfrenta ante un tribunal médico tras la denuncia de la paciente.
El tribunal médico ha explicado que el médico y la paciente, de 30 años, se reunían para tener relaciones sexuales en el hospital. Durante los seis meses en los que mantuvieron relaciones, él prometió que iba a casarse y tener un hijo con ella, a pesar de que el médico estaba casado y tenía hijas en Ghana, su lugar de procedencia.
Según Daily Mail, Somuah-Boateng  se basaba en que el sexo era bueno para ayudar a la enfermedad de la paciente debido a que “ayudaría a los músculos del suelo pélvico porque estos eran débiles”. Además, parece ser que para convencerla también le espetó que el sexo con él le ayudaría a “sentirse normal, sentirse como una mujer”.
Pero la relación termino cuando la paciente descubrió que podría estar embarazada. Fue entonces cuando el médico le aseguró que su esposa de Ghana mataría al bebé si este naciese. Aun así, cuando la mujer abortó y según su testimonio, el médico insistió en seguir teniendo relaciones sexuales con la paciente.
A pesar de todo ello, el médico que trabaja en el sur de Londres ha negado haber tenido contacto con la paciente. Incluso ha relatado que fue la propia paciente la que se puso en contacto con él para mantener relaciones sexuales. Por último, Somuah-Boateng también ha negado haberle suministrado los medicamentos recetados.