Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuando un accidente de moto no es lo peor que te puede pasar

Un motorista brasileño pudo pensar que sufrir un accidente era lo peor que le podía pasar pero no. El joven de 21 años chocó contra un coche y fue a parar contra una farola, como muestran las imágenes de la cámara de seguridad. El motorista contó a los medios locales que cuando vio que iba a chocar contra el poste soltó la moto. En ese momento pensó que lo peor ya había pasado y se puso en pie muy dolorido. Sin embargo, tuvo tanta mala suerte que, la farola le cayó encima. El chico tuvo que ser operado de urgencias de una pierna.