Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unos 1.500 agentes de distintos cuerpos se manifiestan en Barcelona para pedir "respeto institucional"

Agentes de los Mossos d'Esquadra, Policía Nacional, Guardia Civil, Ertzaintza, Guardia Urbana de Barcelona, Policía Portuaria y Vigilancia Aduanera se han manifestado este martes en el centro de Barcelona para reclamar dignidad policial, respeto institucional, garantías jurídicas y más medidas de seguridad, con un total de 1.500 participantes, según fuentes municipales, y 3.500 según los organizadores.
La marcha ha empezado a las 17.30 horas en la plaza Universitat y ha concluido a las 20 en la de Sant Jaume, donde los participantes entregarán un manifiesto a la Generalitat y al Ayuntamiento de Barcelona.
Los manifestantes han recorrido la calle Pelai, plaza Catalunya y Via Laietana hasta la plaza Sant Jaume precedidos por un ataúd con las gorras de todos los cuerpos y al son de marchas fúnebres, sin que se haya producido ningún incidente.
Llegados a Sant Jaume, han lanzado una pitada dirigida a la Generalitat y otra al Ayuntamiento, y han guardado un minuto de silencio "por la dignidad policial".
Han leído el manifiesto con sus reivindicaciones, que se entregará al Govern y al consistorio, acabando con un "viva la policía", y han asegurado que pedirán reunirse con estas instituciones y los ministerios de Interior y Justicia.
Los organizadores de la protesta son diversos sindicatos policiales que se han aglutinado en la plataforma profesional de fuerzas y cuerpos de seguridad y vigilancia aduanera, y para evitar protagonismos sindicales los agentes han ido vestidos de negro y sin emblemas con sus siglas ni otros distintivos.
Entre los motivos concretos de la convocatoria esgrimen el "acoso constante a la Guardia Urbana y la policía en general e impunidad delictiva por parte de miembros de la CUP"; una concentración ante el cuartel de la Guardia Civil de Manresa (Barcelona); que un mosso fue condenado a pagar 45.000 euros a un conductor que intentó atropellarlo, y el caso de un policía que perdió un ojo.
PANCARTA UNITARIA
La pancarta unitaria que ha encabezado la marcha dice 'Todos unidos por la dignidad, el respeto y la seguridad. Servimos y protegemos a los ciudadanos. Basta ya!!!'
Entre otras peticiones, solicitan la protección jurídica del agente de la autoridad, reclamando actuaciones de oficio de la administración; modificar la normativa de inhabilitación especial en caso de condena; regular la proporcionalidad del uso de la fuerza y de las armas; dotar de medios suficientes a la tarea policial con armas como las Taser; potenciar la colaboración interpolicial y evitar o minimizar los suicidios y otros trastornos en los cuerpos policiales.
Algunos sindicatos se han desmarcado de la iniciativa por motivos de seguridad, y también por considerar que el acto se estaba politizando.