Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La dignidad preside el homenaje a los 80 fallecidos en el accidente de Angrois cuatro años después de la tragedia

Ochenta globos rojos colorean el cielo de Santiago en recuerdo de las víctimas, también honradas como cada año con una ofrenda floral
Las referencias a la dignidad han marcado el homenaje a los 80 fallecidos en el acto que se ha celebrado cuatro años después de la tragedia junto a la curva de A Grandeira, en el barrio compostelano de Angrois, en el cuarto aniversario del accidente del tren Alvia.
Víctimas y familiares han vuelto este lunes al antiguo 'campo da festa' de esta zona de Santiago, donde el descarrilamiento de un convoy provocó 80 muertes y dejó heridas a 144 personas el 24 de julio de 2013, en la víspera del Día de Galicia.
Una vez más, la plataforma de afectados ha recordado a los que ya no están en un sentido acto que ha concluido en torno a las 20,40 horas, momento en el que se produjo el siniestro ferroviario más grave de la democracia española.
Previamente se ha celebrado una misa en la Colexiata de Sar y, por la mañana, una manifestación reivindicativa para reclamar "verdad, justicia y reparación" ha recorrido las calles compostelanas.
HOMENAJE
El homenaje más emotivo ha dado comienzo sobre las 19,00 horas en el puente de Angrois, sobre las vías de la línea que conecta Ourense con la capital gallega.
Ahí ha vuelto a estar presente la pancarta de la asociación, exigiendo una comisión de investigación para depurar responsabilidades políticas por lo sucedido.
Ya en la explanada sobre la que cayó uno de los vagones hace cuatro años, el acto se ha iniciado con el 'Imagine' de John Lennon y las palabras del representante de los vecinos de Angrois, Anxo Puga, quien ha clamado por "que se sepa la verdad" y ha animado a las víctimas a "seguir" luchando por ello.
El escritos Juan Besada ha dedicado unas palabras también al "trabajo" de los afectados "por mantener la dignidad", y ha subrayado: "A los nuestros, se lo debemos".
A continuación, Carlos Vázquez Padín, responsable de Converxencia XXI cuya madre perdió la vida en el accidente, ha agradecido la "dignidad y grandeza" de los vecinos por lo hecho aquel día y también por los posteriores. Al "dream team" de la plataforma de víctimas, por su labor, le ha atribuido "valentía, inteligencia y resistencia" en su batalla contra el Estado.
"Más pronto que tarde, triunfaremos y obtendremos verdad y justicia", ha augurado, antes de valorar que "toda Galicia le debe agradecimiento" a esta asociación por su empeño en que se depuren responsabilidades con el objetivo de que un siniestro como el del Alvia no vuelva a ocurrir.
Ya con la interpretación del 'Hallelujah' de fondo, se ha procedido a la suelta de 81 globos rojos con forma de corazón --las víctimas contabilizan un muerto más que el juzgado--.
Estos globos han coloreado el cielo santiagués en una tarde de sol y nubes y ha sido en ese momento cuando varios niños, como cada año, han realizado la ofrenda floral de 82 rosas blancas --una más, por un niño que no llegó a nacer-- en el 'cruceiro' instaurado tras la tragedia, algo antes de que pasase el tren que hace cuatro años no llegó a la estación.