Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El momento en el que un dibujo cobra vida

Un dibujo consigue cobrar vida. ¿Cómo lo hace? Basta con echar agua al dibujo y el aceite que llevan los rotuladores hace que la tinta quede en la superficie del agua y se mueva como si tuviera vida propia, según explica 'Daily Mail'.