Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

En 2015 se diagnosticaron España unos 248.000 cánceres, 149.000 en hombres y 99.000 en mujeres

En 2015 se diagnosticaron en España unos 248.000 cánceres, 149.000 en hombres y 99.000 en mujeres, según ha puesto de manifiesto el estudio 'Cancer incidence in Spain, 2015', realizado por investigadores de la Red Española de Registros de Cáncer (REDECAN) y publicado en la revista 'Clinical and Translational Oncology'.
En concreto, los registros poblacionales de cáncer que constituyen REDECAN son Albacete, Asturias, Islas Canarias, Castellón, Ciudad Real, Cuenca, Girona, Granada, La Rioja, Mallorca, Murcia, Navarra, País Vasco y Tarragona, y el registro de tumores infantiles de Valencia, así como el Registro Español de Tumores Infantiles (RETI-SEHOP).
Los cinco cánceres más comunes en el conjunto de la población fueron los de colon-recto, próstata, pulmón, mama y vejiga urinaria. Asimismo, por sexo, los cuatro cánceres más comunes en hombres fueron los de próstata (22,4%), colon-recto (16,6%), pulmón (15,1%) y vejiga urinaria (11,7%). En las mujeres, los más comunes fueron las de mama (28,0%), colon-recto (16,9%), cuerpo uterino (6,2%) y pulmón (6,0%).
Ahora bien, según los expertos, en los últimos años, la tendencia de incidencia de cáncer en hombres se ha estabilizado debido fundamentalmente al hecho de que la disminución de los cánceres relacionados con el tabaco ha compensado el aumento de otros tipos de cáncer como los del colon y recto, y la próstata.
Asimismo, en las mujeres, a pesar de la estabilización de la tendencia de la incidencia del cáncer de mama, el aumento de la incidencia se debe, sobre todo, al aumento de los cánceres colorrectales y a los relacionados con el consumo de tabaco.
Ante todo esto, los investigadores han comentado que para reducir la incidencia de cáncer las dos prioridades en prevención del cáncer para los próximos años deben ser la mejora de las políticas de control del tabaquismo y la extensión de la detección precoz del cáncer colorrectal.
Finalmente, los profesionales de la Red Española de Registros de Cáncer han resaltado que, aunque en las conclusiones del artículo publicado se indican las dos principales prioridades en prevención, apoyan firmemente todas las recomendaciones del Código Europeo contra el Cáncer con la finalidad de conseguir el mejor control posible del cáncer en la población.