Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Diagnostican un grave cáncer a una niña de 12 años tras sentirse mal en el colegio

Le diagnostican a una niña 12 años un cáncer raro tras sentirse mal en el colegiocuatro.com

Tia Llewellyn se encontraba en clase cuando empezó a sentirse mal. Los profesores la mandaron a casa y, posteriormente, su madre la llevó al médico, donde le diagnosticaron un raro cáncer en etapa cuatro. La pequeña ha sido inducida a un coma para que pudieran insertarle un catéter, ya que sangra mucho y necesita varias transfusiones al día. Los médicos sólo le dan un "5% de posibilidades de sobrevivir".

Una niña de 12 años ha sido inducida a un coma después de diagnosticarle un raro cáncer que afecta gravemente a su salud. Hace cuatro semanas, Tia Llewellyn se encontraba en la escuela cuando se empezó a sentir mal. Los profesores la enviaron a casa pensando que sería una simple indisposición. Sin embargo, tras examinarle varios médicos le diagnosticaron un raro cáncer.
La pequeña, que acababa de celebrar su doceavo cumpleaños, se encuentra ahora en un coma inducido. Los profesionales sanitarios le diagnosticaron un rabdomiosarcoma alveolar en la etapa cuatro, un tumor maligno que se produce en los músculos que van adheridos a los huesos, y que afecta principalmente a los niños. La enfermedad se ha extendido hasta la médula ósea de Llewellyn.
Inicialmente, el Hospital General de Glangwili sospechó que tenía una infección en los riñones. Tras las pruebas pertinentes, enviaron a la familia al Hospital Infatil Arca de Noé, en Cardiff (Reino Unido), ya que tenía cáncer. Fue tratada por tener un linfoma de Burkitt, un cáncer poco común pero tratable en los ganglios linfáticos. Sin embargo, las peores noticias se hicieron realidad cuando, tres días después, le comunicaron que tenía un rabdomiosarcoma alveolar en la cuarta etapa.
La pequeña tiene varios tumores alrededor de sus riñones y del cuello, y necesita urgentemente tratamiento en EEUU. Sin embargo, antes de ser trasladada, debe ser tratada en Reino Unido de su médula ósea, según informa Wales Online.
Cuando los médicos iniciaron el tratamiento, se le indujo un coma para que pudieran insertar un catéter, ya que la pequeña sangraba continuamente cuando le extraían sangre y necesitaba varias transfusiones de sangre para mantenerla viva. A pesar de iniciar el tratamiento, los médicos han informado que la pequeña sólo tiene "un 5% de posibilidades de sobrevivir".
La madre de menor, Sarah Jane Howlin, acababa de empezar a trabajar cuando su hija cayó enferma. Anteriormente, había estado criando a sus cinco hijos, y decidió que ya era el momento de volver a trabajar. Ahora, ha renunciado a su trabajo para hacerse cargo de su familia. Se ha creado una página para recaudar fondos para pagar el tratamiento de la pequeña.