Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Seis detenidos en el desahucio de una familia con tres menores en Usera

La Policía Nacional ha detenido a seis personas acusadas de resistencia y desobediencia mientras intentaban paralizar un desahucio en la calle Carabelos, número 55, en el distrito madrileño de Usera, que afecta a una familia con tres niños --el más pequeño sólo tiene 20 días--, según han informado fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid y de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH).

Según fuentes policiales, al parecer, uno de los detenidos se ha saltado el cordón policial para intentar quitar la pistola a uno de los agentes. El resto intentaba evitar que el secretario judicial llevara a cabo el desahucio. Todos los detenidos han sido trasladados a la comisaría de Usera para tomarles declaración.
Uno de los abogados de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) presente en el desahucio, Manuel San Pastor, ha explicado a Europa Press que los afectados son una familia con los padres en paro y que tienen tres menores. Los mayores tienen 7 y 8 años, y el más pequeño no llega al mes de vida. Además, la mujer padece obesidad mórbida.
Según el letrado, los agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) "han cargado" contra los asistentes al desahucio, que pretendían paralizarlo y que estaban obstaculizando la entrada de los agentes, que finalmente han podido cambiar la cerradura.
San Pastor ha asegurado que la Plataforma de Afectados ha intentado negociar con el banco implicado en el desahucio, "que se ha negado a aceptar las peticiones de la familia". Además, ha denunciado la "violencia extrema" que ha habido y que ha dejado "heridos".
Respecto al futuro de la familia, ha asegurado que le van a buscar una vivienda para que puedan rehacer su vida y ha advertido de que "con cada desahucio que se produzca, se buscará una vivienda vacía" para albergar a los afectados.