Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Diez detenidos en Lleida, Tarragona y Barcelona en una operación antidroga

Los agentes llevaban meses haciendo seguimiento de un laboratorio de Mollerussa
La Guardia Civil de Lleida detuvo el jueves a diez personas en las poblaciones leridanas de Mollerussa, Les Borges Blanques, en Riudecols (Tarragona) y en Pallejà (Barcelona) en una operación en la que los agentes han desmantelado una organización criminal presuntamente dedicada a la elaboración de drogas de diseño, cultivo de cannabis y a la distribución de estas sustancias.
En la operación, llamada 'Saldos', los agentes hicieron seis registros domiciliarios y se incautación de 20.294 gramos de speed, 20 litros de producto semisólido anfetamínico, 3.340 comprimidos de MDMA, 250 gramos de hachís, 6.146 gramos de marihuana, gran cantidad de precursores y productos químicos, instrumental de laboratorio, más de 3.000 euros en metálico, tres turismos, varios teléfonos móviles y varios ordenadores portátiles, ha informado la Guardia Civil este viernes en un comunicado.
Los detenidos, que están pendientes de pasar a disposición judicial, son todos de nacionalidad española: seis hombres de entre 24 y 52 años y cuatro mujeres de entre 27 y 49 años de edad.
La operación, dirigida por el Juzgado de Instrucción 2 de Lleida, ha sido llevada a cabo por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Lleida y es la más importante realizada por la Guardia Civil de Lleida en materia de estupefacientes en los últimos años.
La investigación se inició a finales del pasado año cuando la Unidad Orgánica de Policía Judicial (UOPJ) de la Comandancia de la Guardia Civil de Lleida, tuvo conocimiento de la posible existencia de un laboratorio de elaboración de droga en la comarca del Segrià o de Les Garrigues, que finalmente estaba en Mollerussa (Lleida).
Para comprobar el movimiento del mismo, los agentes realizaron durante meses numerosas vigilancias discretas e identificaron a diez personas que supuestamente se encargaban del funcionamiento de la organización.