Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sin respuestas un mes después de la muerte de la familia de Alcalá de Guadaira

La puerta sigue precintada, la clave dentro del piso y todas las preguntas por responder. Ni la la autopsia, ni la investigación han revelado la causa de la muerte de la familia de Alcalá de Guadaira. Tampoco ha arrojado luz la declaración de la hija pequeña, la única superviviente de la intoxicación. En Alcalá nadie olvida. Y en la mente de sus vecinos la gran incógnita. ¿Qué puede provocar la muerte instantánea de tres personas sin dejar rastro en sus órganos?. Precisamente la investigación se centra en eso. La búsqueda de un agente químico letal porque ningún alimento mata sin dejar ni rastro. ¿Cuál fue o como se contaminaron? Sigue siendo un misterio cuya resolución continúa detrás de la puerta precintada.