Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El padre y la hermana del desaparecido en Baiona le piden "por favor que vuelva"

Iván Duráninformativos

El padre y la hermana de Iván Durán Valverde, el joven de 30 años desaparecido en Baiona (Pontevedra) desde el pasado día 25, le piden "por favor que vuelva" o que les diga "que está bien", mientras creen que "se le tuvieron que cruzar los cables" para que falte de casa.

"Que por favor me dé una llamada, y que se lo piense, que estoy destrozado", ha dicho su padre, Juan Durán, en declaraciones. "Si quiere hacer su vida, lo respetamos, pero que venga a recoger sus cosas, que dejó todo", ha añadido su hermana, Judith.
En el operativo de búsqueda, por zonas de litoral y monte que van desde Vigo a Baiona, participa desde este miércoles una unidad canina, así como agentes de la Guardia Civil, Policía Local de Vigo, Baiona y Nigrán, vecinos, familiares y allegados, según ha señalado una amiga de la familia.
Al respecto, el padre del desaparecido ha destacado que "el factor humano" lo tuvieron "desde el minuto 1", con la "total disponibilidad" de la Guardia Civil y de la Policía Local, de vecinos, familiares y amigos, pero, según ha lamentado, hasta ahora los cuerpos de seguridad trabajaron "con los medios que tenían".
Así, y como ya hiciera la familia de Iván Durán este miércoles, ha recordado que "es mucho más mediático el caso de A Coruña", por la desaparición de la joven madrileña Diana Quer, aunque el de su hijo, según ha dicho, también cree que responde a una "desaparición involuntaria".
"BLOQUEO MENTAL"
"Desapareces o bien porque te manipulan mentalmente o bien porque tienes un shock mental", ha apuntado el padre, antes de subrayar que su relación con su hijo era buena y que las discusiones que tenían eran "normales".
Además, ha quitado relevancia a la nota que dejó su hijo, ya que no le da "la menor importancia". "Es un bloqueo mental. Y yo tengo el alma en añicos", ha incidido.
Sí ha reconocido que en los últimos tiempos Iván "tuvo varios varapalos", por la pérdida de su abuelo, la no consecución de una plaza pública en la Xunta y los obstáculos para la apertura de un negocio. Las trabas burocráticas que afrontó en el último caso, según su padre, "le afectaron muchísimo", por lo que el joven pensaba que "todo" estaba "contra" él.