Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una familia canaria, a punto de perder su casa por una deuda de 20.000 pesetas

Una familia de Telde, en Gran Canaria,  heredó en los años 60 de su padre una vivienda y una deuda de 20.000 pesetas, 114 euros de ahora, que se ha multiplicado por cinco y no pueden pagarla. Hoy han conseguido parar el segundo desahucio y, de momento, se quedan en casa. Una solución temporal porque el proceso de desahucio se mantiene. El padre de Juanita pidió esas 20.000 pesetas a un prestamista en los años 60 después de una mala cosecha. Los herederos del prestamista piden 250.000 euros o la propiedad de la vivienda en los tribunales. La familia asegura que saldaron la deuda hace años, con testigos, como es costumbre en Telde. Pero no hay constancia escrita y todos los implicados ya han fallecido.