Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Demanda al médico que le operó el pene tras sufrir una erección de ocho meses

pene, tamaño del pene, hombrecuatro.com

Un conductor de camiones de Newark, en EEUU, ha demandado al médico que le implantó un sistema para resolver sus problemas de erección. Daniel Metzgar, de 44 años, ha contado al juez que tras la operación tuvo su miembro erecto durante ocho meses en los que se vio imposibilitado de realizar su vida normal.

El hombre se sometió a una operación en la que un médico urólogo le implantó tres piezas inflables en su pene. Estos cilindros, uno en el cuerpo de su miembro, otro debajo de la pared abdominal y una bomba en el interior del escroto, según ha publicado el Daily Mail.
La intervención realizada en 2009 no tuvo el efecto deseado o sí, aunque con algunos problemas que impidieron a Daniel Metzgar realizar su vida y que lo llevaron a acusar al médico por negligencia.
El hombre ha contado, que tras la operación, no podía bailar, ni montar bicicleta o moto, se alteró su vida familiar por culpa de la posición erecta de su miembro y de la inflamación que tenía en el escroto.
"Con una erección asomando, tuve que retirarme de la vida pública. Ni siquiera usando chándal holgados y camisas largas podía ocultar la situación", contó el afectado al juez.
A causa de esto, Metzgar tuvo que volver al quirófano cuatro meses después para retirarle parte del implante. Hasta finales de abril de 2010, el hombre no ha movido el asunto hasta los tribunales.
Un nuevo incidente en su prótesis, después de que uno de las piezas, dañara su escroto mientras estaba de vacaciones con su familia. Tuvo que interrumpir el viaje y regresar a un hospital para ser intervenido nuevamente.
Metzgar, por su parte, tras años de sufrimiento, ha recibido otra prótesis realizada por otro médico. Sin embargo, ha explicado que las complicaciones que tuvo con la primera operación le dejó el miembro un 50% más pequeño y pérdida de la sensibilidad.