Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los vecinos de las parroquias orensanas de Puxín y Freas prohíben al cura dar misa

Esta vez el sermón se lo dieron ellos a él, al cura, al que tampoco dejaron entrar en la iglesia adonde daba misa desde hace tres meses. Ocurrió el domingo en las parroquias orensanas de Puxín y Freas. Los  feligreses le dijeron que no le querían ahí porque no estaban de acuerdo con algunos de sus  mensajes. Dicen que están hartos de que les niegue la comunión y que critique a las mujeres. Sin embargo, parece que la verdad absoluta del caso, es difusa. Mientras que el cura dice que son pequeñeces, algunos otros feligreses aseguran que es un buen hombre. El caso es que la mayoría de vecinos no le quieres y el obispado no sabe si le sustituirá.