Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El cura de Borja abandona la cárcel de Zuera

Florencio Garcés salió muy contento de la cárcel de Zuera “con la verdad hasta el final”. El cura estaba en prisión provisional por un delito  de apropiación indebida de 185.000 que se mantiene y por otro de abuso sexual que se levanta. Las declaraciones como testigo del obispo y otras autoridades de la diócesis ayudaron a aclarar el asunto. Florencio deberá personarse en el juzgados dos veces al mes.