Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pekín prohíbe la venta de cuchillos por el aumento de agresiones con armas blancas

La policía de Pekín ha ordenado a los supermercados de la ciudad retirar de la venta todo tipo de cuchillos. La decisión fue tomada después de que en la última semana tres personas fueran asesinadas con armas blancas por desequilibrados mentales. La medida ha provocado las críticas en las redes sociales.

La ofensiva contra toda clase de armas comenzó en Pekín este lunes cuando la policía se incautó más de 300 armas de fuego. Al día siguiente emitió una orden para que los supermercados retirarán de sus estantes las armas blancas, según ha publicado IBT.
La medida llega después de dos agresiones ocurridas la pasada semana en la que murieron  tres personas y otras tres resultaran heridas.

Las autoridades de Pekín han impuesto la prohibición con la esperanza de evitar otros ataques similares.
La semana pasada, un enfermo mental de la provincia de Shandong apuñaló y mató a dos viandantes frente a un centro comercial de la capital, uno de ellos era un ciudadano estadounidense.
Cinco días después, otro hombre asesinó a una mujer e hirió gravemente a un niño de dos años de edad, así como otras dos personas.
Según el Beijing Times, Wang había comprado el cuchillo en un centro comercial cercano adonde cometió la agresión. Este hombre había pasado cinco meses, a un hospital psiquiátrico Beijing por una enfermedad no revelada.

Los apuñalamientos se han vuelto cada vez más común en China. Muchas veces, los objetivos de los ataques son personas elegidas al azar, pero también dirigidos a los niños de escuela o escuelas, donde han ocurridos varias agresiones.
A principios de este año, los guardias de seguridad escolar en  Shanghai fueron equipados con spray de gas pimienta, cascos de protección y porras de goma con la esperanza de reforzar la seguridad en las escuelas.

La nueva prohibición, sin embargo, se ha encontrado con muchas críticas, sobre todo en las redes sociales Un usuario tuiteaba
que si hay una ola de violencia "sin duda la culpa no es de los cuchillos".
"Estas nuevas restricciones han ido tal vez un paso demasiado lejos, ¿esto puede ser eficaz? El hecho de que con un cuchillo comprado en un supermercado cse dieran varias puñaladas, no significa que no se puedan comprar en otro lugar ", escribió un blogger en Weibo.
Yao Bo, un popular comentarista escribía en su blog. "¿qué pasa si alguien entra en un supermercado y mata a alguien con un durian [una fruta puntiaguada muy popular en Asia]?".
En 2009, el Gobierno chino prohibió temporalmente la venta de cuchillos después de dos incidentes con armas blancas.
En enero de 2012, las personas que querían comprar cuchillos estaban obligados a mostrar sus carnés de identidad  y meses después durante el 18o Congreso del Partido Comunista Chino se volvió a prohibir la venta de estas armas.