Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un padre asiste al nacimiento de sus hijos cuatrillizos por FaceTime

Un padre asiste al nacimiento de sus hijos cuatrillizos por FaceTimeAMITA Health Adventist Medical Center

Más de 10.000 km de separación no han impedido a un padre militar ser testigo del nacimiento de sus hijos cuatrillizos en Illinois, EEUU. Tony Burch, de 30 años, capitán del Ejército destinado en Corea del Sur, utilizó FaceTime para ver a su mujer dar a luz a cuatrillizos.

"Pudo ver a los bebés mientras eran llevados a las incubadoras, y tuvo el resumen de cómo estaban y de lo que pesaron”, explica su mujer Mary Pat Burch, de 29 años de edad, en un comunicado emitido por el hospital donde nacieron, el AMITA Health Adventist Medical Center, en Hinsdale, Illinois.
Tom y Mary Pat eran ya padres de una niña de 23 meses llamada Alice cuando en agosto les dijeron que esperaban trillizos. Un ultrasonido posterior les dio otra sorpresa: no eran tres, sino cuatro los bebés que esperaban, informa NBC News.
"Queríamos una gran familia, pero pensamos que lo distanciaríamos más. En cambio, la hemos tenido de forma instantánea", explica Mary Pat.
Tony Burch es ingeniero militar destinado en Fort Hood, Texas. Después de que fuera enviado a Corea del Sur en septiembre, su mujer Alice se trasladó a su ciudad natal de Tinley Park, Illinois, para vivir con sus padres y esperar "la llegada de  los bebés".
Dio a luz a Henry, Nathaniel, Samuel y Molly, el 24 de enero. En el parto estuvieron presentes 23 personas, incluyendo obstetras, neonatólogos, matronas y enfermeras. A todos ellos se unió Tony Burh vía FaceTime.
El padre pudo reunirse con su nueva gran familia en persona cuatro días  más tarde en un viaje especial desde Corea del Sur, informó el hospital en una imagen en Instagram. Regresará a EEUU en junio.
Aunque a la madre se le dio el alta cuatro días después del parto, los pequeños deben estar monitorizados y en cuidados intensivos y deberán permanecer en el hospital durante varias semanas más.