Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Guardia Civil cree que la madre de Asunta la mató en su casa de campo

niña china, muerta, Teo, A Coruñacuatro.com

La Guardia Civil cree que Rosario Porto mató a su hija Asunta en una casa de campo, propiedad de la familia, situada cerca del lugar donde apareció el cadáver de la joven. La propia madre admitió que había ido a la casa el domingo por la tarde pero dijo que lo hizo sola. Sin embargo, algunas cámaras de seguridad de comercios cercanos evidencian que Rosario estaba acompañada por si hija horas antes del crimen. En dicha casa de campo, la Guardia Civil ha recogido evidencias como las cuerdas con las que se pudo atar a Asunta y que aparecieron junto a su cadáver.

Rosario Porto puso la denuncia de la desaparición de su hija y en ella aseguró que salió a un recado y al regresar a las nueve y media a casa  Asunta ya no estaba.  
Sin embargo, la Guardia Civil recogió imágenes de los comercios cercanos a la vivienda  de Santiago y comprobó que Rosario no estaba sola de compras, una cámara captó una imagen de madre e hija juntas en un coche.
Otras imágenes captaron el vehículo camino de la casa de campo, propiedad de la familia.
La autopsia revela que Asunta murió sobre las nueve de la noche. Una hora y media después Rosario Porto ponía la denuncia acompañada por su exmarido con el que mantenía una estrecha relación.  
Los investigadores creen que el cuerpo pudo ser trasladado de madrugada Por ello, han recogido evidencias científicas de los vehículos de la madre y el padre de Asunta en busca de pruebas.
EXTRAÑO EPISODIO
Acerca del episodio relatado por la madre de Asunta de que el pasado mes de julio habría sorprendido a un hombre en su domicilio que huyó al ser descubierto por ella, la portavoz de la familia de la pequeña, Tereixa Navaza, manifestó que Rosario P.O. había hablado de un "intento de robo" en su propia casa.
Al respecto, explicó que "no denunciaron para que la niña no tuviese que ir a declarar y no traumatizarla". "Me lo cuentan y después de mucho pensarlo, no lo denunciaron. Igual fue un error de los padres", ha manifestado Navaza tras conocerse la noticia.