Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las costas europeas se preparan para recibir a la "marea del siglo"

La costa francesa se enfrenta a la "marea del siglo"Reuters

Las costas europeas se preparan para recibir en las próximas horas el fenómeno conocido como "marea del siglo", una marea especialmente fuerte que se produce cuando aparecen conjuntamente varios factores que animan las mareas, como el eclipse solar, el equinocio de primavera y el perigeo lunar. A pesar de ser utilizado el término 'siglo', este fenómeno se produce cada 18 años.

En Francia, las previsiones del Centro Hidrográfico Nacional del país (SHOM) estiman que los niveles de estas mareas podrían alcanzar, en el caso de la bahía de Saint Michelle, rangos de 119 puntos en la escala que se emplea para medir estos fenómenos costeros y cuyo rango de medición va de los 20 a los 120 puntos. En otras categorías, los cálculos de la institución francesa estiman que en la costa francesa la marea subirá un total de 14,15 metros, el equivalente a un edificio de cuatro plantas, cuando las mareas más altas que se registran anualmente no superan los 10,5 metros.
Este organismo señala que el término 'marea del siglo' es "un poco abusivo" para describir este fenómeno, dado que este no se produce cada cien años sino cada 18. De hecho, la última vez que se produjo fue el 10 de marzo de 1997 y se espera que vuelva a repetirse el mismo mes en 2033 y 2051.
Sin embargo, advierte también que se espera que en esta ocasión la marea sea, en el caso de Francia, prácticamente todo lo fuerte que puede llegar a ser , debido al margen de tiempo cercano en que se han producido las condiciones que las originan.
En España será menor
En España, sin embargo, las previsiones apuntan a que las mareas serán más altas de lo normal en los momentos de pleamar pero no aumentarán de forma considerable en relación con otras mareas altas que se producen a lo largo del año.
Así, en puntos de la costa cantábrica como Santander, San Sebastián, Gijón, Ferrol o Finisterre, la subida de la marea será como máximo de 2,4 metros y de 2 metros en la cornisa atlántica norte, mientras que el coeficiente de marea será, como mucho, de 116.
En el caso de la costa atlántica andaluza, lo máximo que llegará a subir la marea en el momento de la pleamar serán 1,4 metros durante el sábado, 1,8 metros en Cádiz. La subida de las mareas se reducirá a un máximo de 40 centímetros en Málaga y en el resto de la costa mediterránea no se notará ninguna variación respecto a las pasadas semanas.
Lo excepcional de la "marea del siglo" que tendrá lugar el fin de semana, en comparación con otras "mareas vivas" o incluso otras "mareas del siglo" se debe a la confluencia entre todos los factores que ejercen influencia sobre las mareas, en un periodo corto de tiempo y estando estos en grados cercanos al máximo de su potencia.
El viernes se produjo el eclipse solar, por lo que las fuerzas de atracción que ejercen los dos cuerpos celestes sobre el mar terrestre se suman. Asimismo, el mismo día ha tenido lugar el equinocio de primavera y, además, la Luna está en fase de luna nueva (fase tras la que se producen las mareas mayores).
Por último, el viernes coincide con el perigeo lunar, el punto de la órbita de la Luna en que esta está más cercana a la Tierra, y el pasado 4 de enero ocurrió lo mismo con el Sol, por lo que este se encuentra todavía en una posición cercana al planeta.