Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Así es entender de golpe qué dura es la vida

Los padres de Hazel querían testimoniar el primer encuentro de su pequeña Hazel con una crema de brócoli. Graban la escena: La niña luce feliz, preparada con su babero rosa, a la espera del manjar que le han preparado. Mira atenta e impaciente a la cuchara que se acerca a su boca...Finalmente prueba el bocado...Se le atraganta, un gesto de la boca delata su malestar...Es una niña educada, porque no lo escupe como hubieran hecho otras. Se resigna y traga para inmediatamente echarse las manos a la cabeza. En un instante ha comprendido todo: ¡Qué dura es la vida!