Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cinco cosas en las que te debes fijar antes de sacar dinero en un cajero

Cinco cosas en las que te debes fijar antes de sacar dinero en un cajeroGtres

Los timos son cada vez más comunes. Desde Internet hasta en la calle hay que estar alerta para poder evitarlos. Sin duda, uno de los lugares más atractivos para los ladrones son los cajeros automáticos situados en la calle: gracias a su escasa vigilancia, les resulta muy fácil instalar pequeños sistemas con los que obtener los datos de las tarjetas que se insertan.

Y es que el introducir la contraseña de tu tarjeta en muchos casos no sirve para protegerte. A la hora de ir a sacar dinero de un cajero hay cinco cosas que debes saber, según ha recogido la página Bored Panda.
1. Comprueba que el lector de tarjetas está bien sujeto
Actualmente, los ladrones usan unas pequeñas carcasas con la misma forma que el lector de tarjetas, donde insertan un chip que es capaz de extraer toda la información de la banda magnética de la tarjeta.
2. Busca cámaras ocultas
Si hay objetos alrededor del cajero automático en el que vas a sacar el dinero, comprueba que no hay ninguna cámara en ellos: con ella podrían estar grabando tu pin y los detalles de la tarjeta.
3. Mira la ranura del recibo
En caso de que seas de los que siempre piden el recibo después de sacar dinero, debes estar muy atento. Algunos timadores son capaces de situar un escaner dentro de la ranura de impresión del recibo. Para evitar que tus datos acaben en malas manos, comprueba que no haya pequeñas roturas alrededor de esta ranura.
4. Cerciórate de que no haya un teclado falso
Este timo es muy similar al del lector de tarjeta. Existen pequeñas carcasas que tienen la misma forma que el teclado habitual de un cajero, pero debajo de cada una de las teclas hay un chip que será capaz de obtener tu contraseña. Al igual que con el lector de tarjetas, comprueba que el teclado está bien atornillado al cajero.
5. Revisa la entrada de cascos
Muchos cajeros automáticos incluyen una entrada para cascos para que, aquellas personas que lo necesiten, puedan recibir todos los comandos de manera oral. Si esta entrada está descolocada y no encaja a la perfección con el agujero que hay situado en el cajero para ubicarlo, desconfía.