Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Realmente beneficia correr descalzo?

¿Realmente beneficia correr descalzo?cuatro.com

La libertad de correr sin zapatos está de moda y cada vez son más las personas que dejan las zapatillas en la casa y se adhieren a la "revolución" de los corredores minimalistas. No se trata de un concepto nuevo y en la última década han surgido estudios que comparan las ventajas y desventajas entre correr descalzo y hacerlo con una zapatilla amortiguada.

Pero sin duda que fue la aparición del libro ‘Born to Run’ (Nacidos para correr) de Christopher McDougall en 2009, inspirado en el pueblo tarahumara del norte de México, que suelen colocarse en las plantas de los pies un pedazo de llanta vieja y amarrársela a los tobillos con cuerdas de piel para recorrer cientos de kilómetros, el que sirvió de detonante para popularizar esta práctica, informa BBC Mundo.
Pero, ¿hasta qué punto es mejor?
Se considera que correr sin zapatillas o con calzado minimalista fomenta la manera natural de movimiento del cuerpo humano, con lo que se reducen los riesgos de lesiones en un ejercicio considerado de alto impacto.
"Al correr descalzo nuestro cuerpo aprende a amortiguarse, algo que no se logra con el uso de zapatillas amortiguadas, que actúan como una barrera que impide a nuestro cuerpo a absorber el impacto con el suelo", dijo a BBC Mundo Ricardo Marco, licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y quien se especializa en la prevención y recuperación de lesiones.
"Cuando se corre descalzo se hace de una forma natural, en la cual el primer apoyo que hacemos es con la parte media del pie, a diferencia que lo hacemos con la zapatilla que es con el talón".
Aunque también depende de la técnica de la persona, José Miguel del Castillo, licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, considera que además de evitar las lesiones por impacto, un corredor minimalista "fortalece los ligamentos y mejora la biomecánica natural del pie".
"Hay una prueba que me gusta hacer y es poner a una persona a saltar. La diferencia del impacto entre caer con el talón o la punta del pie es muy grande y es por eso que nadie caería de talones porque sabe que se va hacer daño", dijo a BBC Mundo Del Castillo.
"Una zapatilla amortiguada lo que hace es camuflar ese impacto, pero éste se produce igual".
Para Del Castillo es significativo que un organismo del prestigio del Colegio Americano de Medicina del Deporte (ACSM, por sus siglas en inglés) haya cambiado radicalmente su posición sobre el uso de las zapatillas amortiguadas.
"Hace muchos años que recomendaba este tipo de zapatillas, pero en 2014 cambió y se inclinó hacia el calzado minimalista o con cero drop", que es el tipo de desnivel entre la punta de la suela al talón.
Una de las razones es fomentar un cambio en la manera de correr de las personas con el fin de disminuir el riesgo de lesiones.
"Al apoyar con el talón se manda una tensión muy grande a la rodilla y a la cadera, que termina afectando a la zona lumbar de la espalda", explicó Ricardo Marco.
"No es sólo por la forma en la que el pie impacta con la superficie, sino que al reducir el tamaño de zancada y aumentar su frecuencia, unos 180 pasos por minuto, también se tiene menos tiempo de apoyo con cada pie", agregó Del Castillo.