Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fantasma del copago planea sobre el sistema sanitario

De Guindos dice que "el copago no es la panacea" pero propone otras vías de financiación 

Habla de "progresividad" en el pago de la Sanidad a partir de los 100.000 euros 

El responsable de Sanidad del PP habla de "ajustes" en gastos "innecesarios" 

Al presidente del Congreso no le gusta el copago pero cree que debería estudiarse 

Fuentes del Gobierno dicen que el copago se estudia únicamente para medicamentos

El fantasma del copago vuelve a planear sobre el sistema sanitario español. Después de que Cataluña aprobase el pago de un euro por receta, el Gobierno aseguró por activa y por pasiva que el asunto del copago "no estaba sobre la mesa". Incluso, el propio Mariano Rajoy reconoció que "no era partidario" de esa medida. Sin embargo, en los últimos días, diversos dirigentes del PP han apuntado a la inminente posibilidad del copago en la sanidad para las rentas de más de 100.000 euros, tal y como ha señalado este mismo lunes el ministro de Economía. Pese a ello, el vicesecretario general de Organización de los populares insiste que el PP trabaja por una sanidad "sostenible, universal y gratuita en el tiempo".
El fin de semana, el responsable de Sanidad y Asuntos Sociales del PP, José Ignacio Echániz, aseguró que "no habrá recortes" en Sanidad pero sí "ajustes" de algunos gastos que se consideran "improductivos e innecesarios" en un contexto de crisis económica como el actual.
Así, el Gobierno ha dejado la puerta más abierta que nunca a otras vías para financiar el actual sistema sanitario español.
En este sentido, este mismo lunes, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha afirmado el Gobierno descarta el copago porque "no es la panacea" aunque ha abogado por abrir el debate sobre la progresividad, en el que se tengan en cuenta, por ejemplo, los ingresos, con el fin de "mantener la calidad del sistema" sanitario español.
"Tenemos que abrir un debate entre la Administración central y las comunidades autónomas y pensar, por ejemplo, si tenemos que proveer los servicios sanitarios gratuitos por ejemplo a quien gane más de 100.000 euros", según ha señalado el titular de Economía.
Tras estas declaraciones, fuentes gubernamentales, ha descartado que en un futuro los ciudadanos paguen por la asistencia sanitaria al tiempo que han precisado que la posible progresividad en función de la renta apuntada por De Guindos se está estudiando únicamente para los medicamentos.
¿Se debe estudiar el copago?
Por su parte, el presidente del Congreso, Jesús Posada, ha admitido que no le gusta la idea de implantar el copago en la Sanidad y no cree que sea la mejor solución, pero sí ha defendido que esta medida, junto con otras, debería ser estudiada con el objetivo de lograr la consolidación fiscal.
Tal y como ha apuntado, el Gobierno "puede y debe" hacer modificaciones parciales "siempre que mejoren" la situación de la sanidad, de la educación y de los servicios públicos en general. "Eso lo veo muy recomendable", ha apostillado.
El PP trabaja por una Sanidad "universal y gratuita"
En contra de todo, se ha manifestado el vicesecretario general de Organización del PP, Carlos Floriano, que ha subrayado que el PP trabaja por una sanidad "sostenible, universal y gratuita en el tiempo".
"El PP siempre ha sido partidario de la gratuidad de la sanidad, como no puede ser de otra manera", ha afirmado en rueda de prensa en la sede nacional de su partido.