Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La boina de contaminación vuelve mañana a Madrid tras el paso de los Reyes Magos en una noche helada en casi toda España

La 'boina' de contaminación volverá "muy posiblemente" a colocarse sobre Madrid y otras grandes ciudades este viernes, despues de que los Reyes Magos repartan sus regalos durante la próxima madrugada en una noche gélida, con heladas generalizadas en el interior y que dejará el mercurio a -6 grados centígrados en el noreste peninsular, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).
Según ha explicado el portavoz adjunto de la AEMET, Alejandro Roa, a Europa Press, que este viernes se producirá un enfriamiento de la atmósfera que se agudizará durante el fin de semana y la próxima semana, ya que se mantendrá el anticiclón y los vientos estarán en calma, de modo que remansará el aire frío.
Este contexto, según Roa, se podría volver a producir la inversión térmica que aumenta la contaminación del aire y, por tanto, ve "muy posible que vuelva la boina de contaminación", ya que por ejemplo, este viernes en Navacerrada tendrán 2 grados centígrados cuando en Madrid la temperatura será de cero grados centígrados.
Previamente, durante la madrugada del viernes, el portavoz espera que se alcancen -6 grados centígrados en las zonas pirenaicas de País Vasco, Navarra, Aragón y Cataluña y valores de -4 grados centígrados en Pamplona o el interior de Álava y ha destacado los -2 grados centígrados que se esperan en el litoral del País Vasco. También espera "mucho frío" en las dos mesetas y Madrid, con el mercurio bajo cero.
Esto se debe a que este viernes comienza un nuevo periodo de enfriamiento que se agudizará todo el fin de semana, cuando en Madrid, por ejemplo, las mínimas bajarán hasta -3 grados centígrados.
Además, durante el fin de semana se reforzarán las altas presiones en la Península y Baleares lo que dejará un tiempo estable y sin precipitaciones prácticamente en todo el país. Si bien, se establecerá un flujo húmedo del este sobre el sureste peninsular y la zona del Estrecho que dará lugar a nubosidad de tipo bajo con alguna probabilidad de lluvias débiles en los litorales, principalmente el viernes.
La estabilidad favorecerá la formación de nubes bajas y nieblas en zonas del interior peninsular, con más extensión y persistencia en ambas mesetas y en las depresiones de Huesca y Lérida.
Las temperaturas mínimas descenderán de forma progresiva a partir del viernes de modo que serán más extensas e intensas y afectarán a buena parte del interior excepto al suroeste peninsular. Las diurnas seguirán con pocos cambios aunque seguirán bajas en las zonas de nubosidad o niebla persistente.
En Canarias habrá intervalos de nubes medias y altas y, a partir de la tarde del viernes, debido a la proximidad de un frente atlántico por el oeste, es probable que aumente la nubosidad y se produzcan algunas precipitaciones en las islas occidentales. El viento soplará del sur y sureste, con intervalos de intensidad fuerte.
El portavoz ha manifestado que las temperaturas frías seguirán hasta el martes ya que el miércoles aumentará el viento del norte y noreste y esto eliminará el aire frío de las capas bajas, de modo que subirán bastante las temperaturas.
Por otro lado, a partir del martes y sobre todo a partir del miércoles se esperan precipitaciones y nevadas con "cantidades importantes" en el norte y en Pirineos. Esto se debe a la retirada del anticiclón y a que se aproxima una borrasca por el norte y noreste que dejará precipitaciones y frío en el tercio norte, aunque después volverá un nuevo frente cálido.