Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Qué tipo de borracho eres?

Mujer bebiendo alcoholcuatro.com

El consumo de alcohol provoca la desinhibición, pero si las copas ya son más de las recomendadas se pueden sufrir cambios notables en el comportamiento. Algunas personas se vuelven encantadoras, graciosas, ligonas, extrovertidas, mientras a otras les aflora un lado oscuro de resentimiento y maldad. Un estudio científico definió los tipos de borracho. El Mary Poppins, el Hemingway, el profesor chiflado y el Míster Hyde.

La investigación realizada por la Universidad de Missouri en Columbia, EEUU, monitorizó a 374 voluntarios estudiantes universitarios que les permitió dividir en cuatro las personalidades en estado de embriaguez.
El Ernest Hemingway es la personalidad que más adoptan los borrachos, que no sufren una variación drástica de su personalidad. El 40% de los participantes en el estudio la tenían tras consumir alcohol en dosis elevadas.
El Mary Poppins. Como la amable niñera de la película infantil, estos borrachos suelen ser personas extrovertidas en su cotidianidad y cuando se pasan de copas, se acentúa sus rasgos de carácter volviéndose más amorosos y excesivamente alegres.
El profesor chiflado. Definido así por la película que protagonizó el actor Eddy Murphy en la que era un obeso. Estos perjudicados o perjudicadas suelen tener una personalidad tímida e introvertida y cuando se emborrachan sufren una transformación volviéndose chispeantes, ocurrentes y atrevidos.
El Mister Hyde. Esta es la reacción más oscura de las personalidades que se puede tener tras la ingestión excesiva de alcohol. Se inspira en el siniestro personaje creado por Robert Louis Stevenson en su novela  “El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde”.  Responde a la intoxicación alcohólica volviéndose hostil, agresivo e irresponsable.